REFLEXIONES: ¿Ser mediático es el fin o es parte del camino?

La fotografía actual no solo es servir a clientes, sino que hay que darse a conocer en cada ocasión posible. Ser mediático. Y ser mediático cuesta trabajo y/o dinero.

Escribo el día que salta una nueva polémica a las redes sociales, la de los sesenta mil seguidores nuevos (y claramente falsos) en la cuenta de twitter del presidente del gobierno, al parecer en una confrontación mediática un poco extraña con el líder de otra agrupación política en España. Hace unos días leía en Cosmopolitan un artículo en el que comentaban el número de seguidores en Twitter/Instagram de las nuevas top models. Y me doy cuenta de hasta que punto se está implantando ese tipo de números en la mente de la gente como un factor de calidad.  Cuando, en realidad, a veces solo son un factor del número de horas que pasas promocionando tu trabajo en redes sociales o de lo que estás dispuesto a pagar por ello.

Lo que muchos no saben es que se puede pagar por obtener seguidores en redes sociales. Hay granjas para ello. Están los bots, perfiles obviamente falsos, y están las granjas de personas que crean perfiles reales y se pasan el día haciendo likes, en cosas de pago. De vez en cuando dan a algo que les gusta realmente para engañar a los mecanismos que controlan a este tipo de cosas. Pero la mayor parte del tiempo no.

No sé si algún día entraré en esa dinámica, de pagar por seguidores. Quizás algún día la  presión social convierta a estas políticas en imprescindibles. De momento tengo claro que no. Valoro todos y cada uno de mis amigos y seguidores en las redes sociales. Hay nombres y personas reales detrás, del tipo de personas que pueda encontrarme por al calle y saludar. Sean muchos o pocos la mayor parte de ellos decidió crear esa relación de contacto sin ser presionados ni pagados. Y eso para mi es de valorar. Así que gracias por estar ahí, siempre!!!!!

Comentarios